Obra Social

Si para los Franciscanos de María su vocación consiste en amar y hacer amar a Jesús como le amó su Madre, esta vocación no puede ser cumplida sin una debida atención a las personas necesitadas, en las cuales está presente Cristo Crucificado. Al Señor en la Cruz no le faltó la presencia consoladora de la Santísima Virgen y por eso no queremos que los crucificados que viven hoy en la tierra les falte el auxilio de María, aportado también, humildemente, a través nuestro.

La primera obra social que llevamos a cabo los Franciscanos de María es la aplicación práctica del Evangelio en la vida cotidiana. Cumplir con nuestras obligaciones familiares y profesionales es ya el primero y más importante acto de caridad hacia el prójimo que debemos hacer. Para ello, la práctica de los “propósitos semanales” se ha convertido en un excelente método de dirección espiritual aplicada al día a día, que nos ayuda tanto a crecer en santidad como a servir al prójimo.

Además, desde el primer momento de nuestra existencia, ha sido una constante en los franciscanos de María la colaboración como voluntarios en obras sociales de distintos tipos, públicas o privadas (hospitales, cárceles, orfanatos, asilos de ancianos, organizaciones para la defensa de la vida….). Según consta en nuestros Estatutos aprobados por la Iglesia, los laicos consagrados asumen la obligación de hacer algún tipo de voluntariado, siempre según sus posibilidades de tiempo, además de dedicar una parte de su dinero a este tipo de actividades.

Desde hace varios años, además, los Franciscanos de María hemos asumido la gestión y dirección del Hospital Católico SM, en Santa Cruz de Bolivia, perteneciente a la Archidiócesis de esa ciudad. Es una empresa compleja, que supone un gran esfuerzo personal y económico, y que llevan a cabo los franciscanos de María de ese país, a cuyo frente está el ingeniero Víctor Hugo Valda, un laico consagrado de nuestra asociación. Los Franciscanos de María de distintos países colaboramos económicamente con el sostenimiento de dicho centro hospitalario, puesto que sólo el recambio de alguno de los instrumentos clínicos (máquinas de Rayos X, Laparoscopia, instrumental odontológico o ginecológico….) que de vez en cuando hay que reponer o comprar porque no había, implica decenas de miles de dólares. La web de dicho hospital es: www.hospitalcatolico.org y en Facebook está en: https://www.facebook.com/HospitalCatolico

Todo esto lo hacemos no porque seamos una ONG, ni siquiera una ONG católica, sino porque somos una institución religiosa que no puede pretender servir al Dios al que no ve si no sirve al prójimo al que sí ve y en el cual está Dios. Es nuestro amor a Dios el que nos lleva a servir a nuestros hermanos.

Comparte tu experiencia
Twitter Youtube Mail Facebook